El deseo de Dios, reflejado en su palabra, siempre ha sido tener una relación personal con cada uno de nosotros. La Biblia es un libro que habla del encuentro entre Dios y el hombre. Su anhelo es que vivamos en busca de El como prioridad en nuestras vidas. Debemos conocer el corazón de Dios por medio de su palabra para conocer lo que El quiere para nosotros en estos tiempos en que nuestros principios son influenciados por la sociedad. Como iglesia somos llamados a cimentar los principios establecidos en la palabra de Dios, a traves del testimonio personal y la unidad que reflejemos.

 

 


"Asi como me distes una misión el el mundo,

tambien yo se las di a ellos,,,. "

(Juan 17:18)